27 abril, 2010

Lo que yo veo

La primera entrada de mi blog trata sobre mi perspectiva acerca de la vida.
Lo primero que quiero hacer, es un llamamiento general al optimismo.
El ''realismo'' está sobrevalorado, pues oculto en él viene muy bien enmascarado el pesimismo.

Trataré de explicar porque es mejor una perspectiva optimista en la vida.
Todo, y quiero decir absolutamente todo, está en nuestra mente. Cada uno le dá a la ''realidad comun'' una interpretación distinta y ahí es donde entra nuestra perspectiva.
Lo negativo siempre provoca un bloqueo y todo lo positivo abre opciones. Por lo tanto si eres una persona con un enfoque positivo, a cualquier suceso que te ocurra verás un abanico de opciones a realizar en consecuencia. En cambio si eres una persona negativa en cuanto te ocurra algo bueno tenderás a pensar que no durará y no lo disfrutarás, y si es algo negativo solo verás lo que ello te impidirá hacer, lo que implica que no verás las opciones que tienes ante tí y tú mismo te cierras puertas y así, opciones.

Objetivamente, un enfoque positivo o negativo no cambia los sucesos que te ocurrirán, pero subjetivamente sí. Lo que quiero decir es que tengas un enfoque u otro, te pasarán cosas buenas y cosas malas, pero de tí depende el disfrutar más las buenas y sufrir menos las malas sabiendo que terminarán en algún momento o sufrir las buenas porque sabes que terminarán mientras esperas a sufrir también las malas.

Tu perspectiva positiva o negativa repercute directamente en tu estado de ánimo, y tu estado de ánimo repercute en tu salud. Creo que es argumento suficiente para dar fundamento al optimismo,un ''movimiento'' que apoyo totalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario