03 mayo, 2010

Bendita burocracia

Me ''encanta'' la burocracia.No entiendo como es posible que nadie aprecie la ''simpatia'' que desprenden los funcionarios del gobierno,y sobre todo,la ''amabilidad'' con la que te tratan.
Es increíble la ''satisfacción'' que siente uno al salir de casa sabiendo que no le esperan más que de dos o tres horas para poder pedir un simple formulario y otras dos o tres más,para entregarlo cumplimentado,y finalmente irte a casa ''agradecido'',y consciente de haber ''aprovechado'' la mañana.

papeleo

¿Soy yo? O no debe ser tan difícil crear un sistema de organización mejor,¿acaso no estamos en la era tecnológica?,perfectamente podrían ahorrarnos tantas formalidades burocráticas,¿no creéis?.
El evidente problema está en la información,en todos los edificios gubernamentales hay incontables oficinas y sectores;Sector A,sector B,sector C,y así sucesivamente.¿Como hago exactamente,para saber que a que sector he de ir?, y la respuesta obvia seria,pasando por el punto de información,así que yo me pregunto,¿porque en la mayoría de edificios públicos no existe un punto de información?.
info

Una mañana fui a solicitar cierta información respecto a mi contrato de alquiler y me dijeron que fuera al ayuntamiento.Me gusta caminar,así que tranquilamente fue paseando hasta allí.Una vez allí,hice cola durante 25 minutos y cuando me tocó el turno,una ''amable'' funcionaria me dijo que para eso debía ir a hacienda,en Valencia,a 60 km de donde resido.

Así que durante un par de días reuní valor,y cuando me sentí capaz de pasar una mañana entera de un lado a otro como un títere,cogí un tren hasta Valencia. Al llegar al edificio de Hacienda me asusté de verdad,pues era inmenso,pacientemente busqué mi sector y cogí turno,espere mis 40 minutos,y de nuevo el ''simpático'' hombre que me atendió me dijo que no,que esa información la daban en el Prop,y al menos me dio la dirección,volví hasta la estación de trenes donde,por fortuna,sí había una oficina de información,donde me dieron un mapa y busqué la dirección. Una hora y media más tarde llegué a la oficina del Prop,donde definitivamente me informaron,y cuando aliviado quise volver a casa,la mujer,muy simpática ella,esta vez,de verdad,me dijo que en Gandía había una oficina del Prop,y que me podían haber informado allí.
Le sonreí ''agradecido'' por la buena noticia y me marché.

2 comentarios: