12 junio, 2010

Una noche de extrañas coincidencias

orilla

Es interesante el efecto que tiene la expectativa en la gente,cuanto más esperas de algo,más te decepciona.Aunque ese no fue mi caso ayer:

Estuve todo el día deseando que llegara la noche para salir de fiesta.Y después de una corta pero exasperante jornada de trabajo,llego el momento.

Fui con mi amigo Leo y una vez en la zona nos encontramos con dos amigos más.
Siempre que salimos,damos vueltas por la zona de pub's hasta que a las cuatro de la mañana o así vamos a Cocoloco,la principal discoteca del lugar.

Entramos en un pub,pero cuando pretendimos tomarnos un chupito,cosa que no estoy muy acostumbrado a hacer,de hecho nada acostumbrado,me encontré con que no tenía nada de dinero en la cartera.
Pensareis que soy un listo,pero no fue a propósito.
no money

Leo me invitó y fuimos a Boulevar,donde tengo un amigo que a veces me da pases para Cocoloco.
Fui a saludarlo a la barra y me comentó que justo hacía un par de minutos una conocida suya le había preguntado si era amigo mio,me la señaló y me preguntó si la conocía,me fijé y era muy guapa pero no la conocía de nada,así que le contesté que no.Me animó a que fuese a hablar con ella,pero no pensaba hacerlo,no en ese estado.

Solo me había tomado un chupito,pero me sentía con la mirada algo desenfocada,cosa normal puesto que no bebo nunca y supongo que eso empeora los efectos,o al menos los acelera.

La verdad es que no le veo la gracia al alcohol.
El único efecto interesante que tiene es la desinhibición,pero creo que mis neuronas son mas valiosas que un rato de desvergüenza.Además prefiero tener la mente en su sitio y más si he de hablar con alguien.

Más tarde fuimos a otro pub donde me encontré un euro,parece algo insignificante pero cobra más importancia en adelante.
Excepto Leo,mis otros compañeros de fiesta iban bastante bebidos,a uno de ellos se le caían continuamente los pantalones,por lo que no paramos de reírnos en toda la noche,con él por supuesto,no de él .

Finalmente llegamos a Cocoloco,mi amigo me había conseguido el pase,así que entramos.
dj pascal renoult
Al poco rato Leo decidió irse,diciéndome que Carlos me llevaría a casa,y se fue.Y cuando me quise dar cuenta el que me tenia que llevar había desaparecido,dejándome solo con Boke que no tenía vehículo.Suerte que me había encontrado aquel euro,porque me iba a salvar la noche,bueno ya más bien,el día.
Podría coger el bus y ahorrarme unos cuantos km de camino hasta casa.

Cuando ya nos marchábamos,entre todo el tumulto nos encontramos con Carlos,fuimos fuera y les dio por que nos sentásemos enfrente.
cocoloco

Nos sentamos y Boke empezó a discutir con una chica que había a su lado,no les presté atención hasta que dijeron un par de cosas seguidas del nombre de la chica,me giré y resultó ser una chica a la que había conocido hacía un tiempo,con la que casualmente había hablado el día anterior,después de bastante tiempo.


Si tuviese que usar un cliché diría que ''el mundo es un pañuelo'',pero como no me gustan,simplemente pensaré que ha sido una noche bastante interesante en general.
¿''A quien madruga Dios le ayuda''? Espero que no sea cierto,hoy no pude hacerlo.
Y para terminar ''a buen entendedor pocas palabras bastan''.

No hay comentarios:

Publicar un comentario