22 septiembre, 2010

Chismes

chisme

Si hay algo que verdaderamente detesto en esta vida son los chismes.
Cuando la vida de alguien no es lo suficientemente interesante,se dedica a extender rumores y chismes acerca de otras personas y esto es algo que he vivido en carne propia este último año.¿El lugar en que lo hice? El trabajo.

Parece ser una especie de...mecanismo automático.Llegas por la mañana y hablas con tus compañeros,os contáis cosas y estas se van extendiendo.De modo que cuando la historia llega al último eslabón ha degenerado ya de una manera increíble.
parloteo

Y entonces empieza el ''juego'';averiguar quién miente,quién ha dicho tal cosa,a mí no me mires me lo ha dicho tal,a mí pascual y así cada día.
De ese modo aprendí a no contarle mis cosas a nadie,pero siempre hay una manera de hacer caer a alguien en la red,¿no es así?

Después pasa un tiempo sin que nada ocurra,pero cómo no,nunca faltará el/la ''buen samaritan@'' que se encargue de inventar algo y propagarlo.

También puede suceder que dos personas se enfaden y comiencen una batalla de grupos.Entonces se dedican a intentar poner al resto en contra del otro,creando una inevitable división,lo cual es fantástico a la hora de trabajar.
cotilleo
Ambos intentan captarte,cada uno a su manera,unos afianzan su relación contigo y otros hablan mal de los demás o inventan historias para ponerte en contra del grupo contrario.Y muy de vez en cuando alguien comete la infantilidad de decirte: ''Si le hablas a tal persona a mí no me hables'' o simplemente ignorarte por relacionarte con esa persona.

Sí,es lo que tienen los chismes,son así de desagradables por sí solos.Pero son más fastidiosos si cabe cuando hay una mente tejedora enganchando a todos en su red.

Mi remedio en este caso no fue el de ''si no puedes con el enemigo únete a él''.
En absoluto.
Simplemente decidí acudir,trabajar y marcharme lo antes posible.Si le cuento algo a alguien,ese alguien ha de ser de confianza.Y bueno...cuando el ambiente de trabajo no es el adecuado,pues se cambia de trabajo.

Hay cosas que no se pueden cambiar,pero sí puedes decidir si formas o no,parte de ellas.
norechazo

3 comentarios:

  1. Si los chismes no traen nada bueno, ponen a la persona afectada en mal lugar, creando una imagen que lo mismo no es real.
    Por eso siempre me dijeron de pequeña: "Ver, oir y callar"
    No opinar en aquellas conversaciones donde una persona se pueda ver afectada o evitar participar en ellos no propagandolos.
    "No hagas lo que no te gustaria que te hicieran"

    Hay gente especializada en ello, no se con que objetivo.
    En mi ambiente de trabajo ocurre algo parecido..
    Hablan de unos y de otros pero luego se es un hipócrita.
    Nunca me gustó hablar mal de la gente, casi siempre intento ser empática, ponerme en el lugar del otro, para entender los comportamientos, intento ser discreta no meterme en las decisiones de los demás a no ser que tenga una gran confianza con esa persona.

    Lidia, que tengas un buen dia.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta lo de: Ver,oír y callar.
    Pero la gente no es muy empática,que le vamos a hacer,mientras lo seamos unos cuantos...

    Buen día para tí también,bueno para lo que queda..buenas noches=)

    ResponderEliminar
  3. Que gran verdad tete es un asco!!

    ResponderEliminar