25 junio, 2013

Huracanes imprevistos


nube huracanada

Alguno pensará que he abandonado el blog, no es así. Estoy en una fase en la que necesito escribir más que nunca, aunque de otro modo. Un tipo de escritura que solo el tiempo dirá si el mundo debe o no, conocer.

El trabajo, un tesoro en algunos aspectos, es para mí una lacra ante esta situación. Me impide decicarle a la escritura el tiempo que debiera. Ensalzando esto inimaginablemente mi admiración por todos aquellos que viven por y para su arte, su pasión. Conscientes de que de la riqueza no es dueño quién más posee, sino el que menos necesita.

En estos meses muchos sucesos han sacudido mi inalterable mente fría. Mostrándome que como todos, soy un ser humano. Que por mucho camino que lleve a mis espaldas a pesar de mi juventud, cuando haya de ocurrir, sufriré como cualquier otro. Que cuando un huracán de emociones me sacudan, al igual que en cualquier otro, en mi mundo temblarán hasta los cimientos.

ventolada

Positivamente he de decir, que he despertado del limbo hedonista en el que me había sumergido, decidido a avanzar y a progresar. Esta vez, realmente dispuesto a espabilar.


1 comentario:

  1. Y no, Karim. No me refiero a escribir sobre mis sentimientos xD

    ResponderEliminar