01 noviembre, 2014

Salto de fe

salto


A veces el tiempo cambia el modo en que todos vivimos
Planearon la estrategia y nada funcionó,
los bloques deshicieron; el órgano estalló.
Sin nada planeado vadearon el camino
y casi sin esfuerzo encontraron su destino.
Lástima por los primeros; afortunados los que seguimos


Un salto de fe es aquello que haces esperando que todo salga bien. Sabes que podría salir bien y también que podría salir mal, sabes incluso, -vaya- que podría salir fatal. Pero te arriesgas. Hay veces en que lo breve de la vida no te deja tiempo para mirar atrás. Hay veces.... Y entonces saltas.


*Este artículo no pretende tener orden ni sentido. Es solo parte de mi subconsciente abriéndose paso a la fuerza.

2 comentarios:

  1. Si nos saltas, si te quedas paralizado por temor a que algo salga mal, no vives.

    Porque vivir es raro, Us, es emocionante y también complicado, y frustrante... Y a veces nada tiene sentido, porque no tenemos todas las respuestas, pero sí las necesitamos, sobre todo esa en la que alguna vez nos paramos:

    ¿Tiene sentido lo que hago, cómo vivo?

    La mayoría de las veces me contesto que no, que no tiene sentido, pero sigo adelante con la esperanza de encontrar el clic que me de la respuesta. Mientras, disfruto de los pequeños placeres a mi alcance para que no se me oxide el corazón.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Todo gira alrededor de encontrarle sentido a las cosas, algo que siempre pretendemos pero difícilmente alcanzamos. Entretanto, la vida.

    Bonita reflexión Tesa. Saludos!

    ResponderEliminar