25 octubre, 2015

Californication


David Duchovny

Una serie que trata del amor, de la familia y de las vueltas que da la vida. La cruda historia de un hombre problemático, pero de gran corazón. Un claro ejemplo de cuando las intenciones son buenas con nefastos resultados. Pero no os engañéis, os hablo de la serie en conjunto; episodio a episodio Californication os hará reír hasta llorar y sentir hasta rabiar. Os introducirá, casi sin permiso, en una montaña rusa de emociones bien orquestada.

Una ambientación fresca, como lo es California, se encarga de dar brillo a la historia, contrastando con el tono gris del trasfondo, que representa la soledad de un hombre que ama a su gente, pero cuyos demonios le obligan a mantener las distancias, intentando evitarles las consecuencias negativas de casi todas sus decisiones.

Una oda al universo literario, ambientado en un mundo de rock and roll; un homenaje al siglo XX en plena era digital; la historia de un hombre analógico en tiempos modernos.

David Duchovny interpreta a Hank Moody, un afamado y reconocido escritor de la vieja escuela, cuyo talento le ha abierto numerosas puertas; oportunidades que facilitarán su entrada a más de un lío.
Tiene una mujer y una hija, aunque no son una familia convencional. No están casados, oficialmente. Ella es arquitecto, su hija es una niña inteligente y curiosa, y Hank... bueno, Hank es un hombre duro en apariencia, que siente más de lo que muestra. Un hombre que se escuda en el humor negro y la autoparodia como crítica hacia sí mismo en particular y la sociedad en general.

No os hablaré de su Sancho Panza: Charlie Runkle, el compañero de fatigas. Dejaré que le descubráis por vuestra cuenta.

californication personajes

Don't Smoke, kids

No hay comentarios:

Publicar un comentario