17 noviembre, 2015

La macrovisión: Teoría de la frialdad

objetivo camara


Tengo una extraña capacidad de cambio de perspectiva:
Consiste en ampliar tanto mi visión de las cosas, que lo mundano resulta insignificante. Una visión global de la humanidad que me libra de las emociones. A veces cometo el error de hablar con la gente desde este punto de vista y me tachan de frío o insensible. No soy frío y no soy insensible. Pero objetivamente, ¿qué valor tiene una vida cuando la comparas con infinidad de ellas? Cada cierto tiempo perdemos una frecuencia auditiva, una frecuencia concreta que no volveremos a escuchar jamás durante el resto de nuestras vidas, pero no lloramos por ello.

Cada otoño el árbol pierde sus hojas. Eran importantes, sí; formaban parte de él, pero el mundo continua y el ciclo sigue. Es parte de la naturaleza: la vida, el cambio y la muerte.
Si aplicamos la analogía a todo el conjunto existente de la humanidad del que formamos parte, como hojas del árbol, caemos y otras pasan a sustituirnos, es el orden natural de las cosas. En nuestra condición humana nos vienen impuestas las emociones y los sentimientos, son gran parte de lo que nos hace humanos, pero eso no quita el hecho de que la muerte sea algo natural e inevitable, algo tan aceptable como lo es la vida. 

comunicacion de masas
No os dejéis manipular, pensad.

¿El fin entonces, justifica los medios? ¿Es todo lo que he dicho antes cierto? ¿Cuántos estáis de acuerdo? ¿Acaso es humano pensar de ese modo, o más bien creemos estar por encima de la humanidad al ver así las cosas? Si ponemos como perspectiva el final de las cosas, claro, todo esto suena medio lógico. Podría hasta convenceros: como todo acaba, a esas cosas temporales te permites restarles importancia. Pero esas cosas son vidas, personas. ¿Acaso no tiene sólo una vida la misma persona que toma esas drásticas decisiones? ¿Y qué es la vida sin sentimientos ni emociones; sin personas que importen? No somos números.

Ni yo soy un robot, ni lo es nadie que pueda leer y entender esto. Al final cualquiera puede tergiversar la realidad, pero un árbol sin profundas raíces no crece mucho.
Todo el que tenga seres queridos debería entender la importancia de la vida.
Debemos respetarla. La de todos.

sequoias

Seguir leyendo

09 noviembre, 2015

El deporte y sus beneficios

deportistas

Según la ley Lavoisier-Lomonósov: «nada se crea ni se destruye, sólo se tranforma».

Desde la antigüedad se ha utilizado el deporte como mecanismo de transformación de energía. ¿Cuántas veces os ha ocurrido que un gran enfado o confusión os crea la necesidad de movimiento?
Yo descubrí que caminar me ayudaba a pensar en momentos de confusión; correr y el boxeo en momentos de enfado. Las emociones están ahí, y vengan como vengan hay que aceptarlas, pero el deporte resulta un método excelente para canalizar las negativas.

Tenemos la idea generalizada de que ir al gimnasio cumple propósitios estéticos esencialmente, lo que provoca que las personas que no pueden alcanzar los estandares estéticos marcados como 'sanos' o 'ideales' dejen de ir.
Si uno se fija bien hay 3 o 4 tipos definidos de fisionomía en los gimnasios, no más. ¿Por qué ocurre esto? ¿por qué no veo gente grande o gorda en el gimnasio? No es porque sean unos vagos tragones. Es porque nos han educado planteando mal la situación.

tipos de cuerpos
Variedad de formas
Todos nos marcamos como objetivo, tanto del gimnasio como de hacer ejercicio, el lucir mejor; pero eso es una tergiversación del orden natural de las cosas. El gimnasio es deporte, y el deporte sirve para mantener y mejorar la salud. La mejora estética viene como consecuencia de optmimizar nuestra salud. Practicar deporte supone una mejora constante de la salud en todo aquel que lo practique, pero el grado de la mejora estética varía mucho de unos a otros. Por eso marcarse objetivos estéticos sin conocer antes nuestro cuerpo es absurdo. Esto causa el abandono de la actividad física, con todos los perjuicios que conlleva esa decisión a nuestra vitalidad.

Hay infinidad de tipos genéticos, y eso provoca que si uno tiene una complexión grande, con huesos grandes, por mucho que adelgace nunca va a ser estrecho de caderas. Por otro lado hay personas que como yo son delgadas y que por mucho que quieran nunca van a pasar de un volúmen máximo, siempre determinado por nuestra genética y nuestro tipo somático. Hay que ser consciente de nuestras posibilidades a la hora de plantearnos las cosas. No se puede pretender perder 30 kilos si tu peso ideal está perdiendo 8, ni ganar 15 kilos si has alcanzado tu tope de desarrollo muscular.

enfrentando a los miedos

Independientemente de nuestra naturaleza, todos tenemos nuestros demonios; unos lo bastante fuertes como para desestabilizarnos por completo, a los que tarde o temprano hay enfrentarse, y otros a los que basta con mantenerlos bien atados. En cualquiera de ambos casos necesitamos fuerza. No física necesariamente, pero sí es cierto que desarrollar la fuerza física y el ejercicio cardiovascular ayudan a mantener la mental.
Una buena sesión de ejercicio físico, produce las endorfinas que aumentan nuestra fortaleza mental, física y emocional. Una gran herramienta para mantenernos sanos y estables.

niña que controla a sus demonios


Seguir leyendo

03 noviembre, 2015

Who are you?

mirar ver

Los sentidos nos engañan con frecuencia. En ocasiones nos dejamos engañar, acostumbrados a ver las cosas por como están, y no por como son.
Hace un tiempo tuve una conversación con alguien muy especial sobre la diferencia entre el verbo ser y el verbo estar. En inglés no existe diferencia entre los dos verbos, ya que  ambos son «to be». Esa una de las razones por las que aprecio el español. Solía llamarle castellano, pero es mucho más que eso, por lo que resulta impreciso llamarlo así. Uno de sus aspectos más valiosos es el potencial de matización que nos ofrece.

  A lo largo de la historia, la influencia y cultura de muchos pueblos se han combinado para formar este idioma tan completo que compartimos hoy: árabes, celtas, romanos, visigodos y vascos contribuyeron, amoldaron y enriquecieron el que hoy evolucionado, conforma el idioma español. Es una de las mejores lenguas para expresar prácticamente cualquier idea con sinfín de opciones, aunque me parezca más bonito el francés o más enfático el inglés.

amor en varios idiomas

Hay acepciones que se expresan mejor usando directamente otro idioma, porque la estructura y manera de ordenar las ideas de una cultura a otra, provoca que expresiones muy claras y concretas en un idioma sea vagamente representadas con su traducción a otro idioma, o que directamente no haya manera de decirlas porque no existe un significante para la idea que intentamos traducir.
El mejor ejemplo es una expresión yagán, de la Tierra del Fuego: «mamihlapinatapai», que representa el cruce de miradas entre dos personas que ansían que ocurra algo que ninguno de los dos se atreve a iniciar.

Como decía, resulta muy sencillo mirar las cosas por como están en este momento. Pero requiere un tipo distinto, más complejo de visión, el poder verlas tal y como son. Conocer a alguien o algo a lo largo del tiempo facilita esta tarea. Nos permite percibir pese a los cambios que sufre, que hay un fondo que permanece; un fondo que suele quedar invisible, a menos que observemos el tiempo necesario.

estado animico

El estado de ánimo es un buen ejemplo de lo que trato de explicar. Si consideramos que una persona es la suma de su experiencias, su manera de pensar y los ojos con lo que mira al mundo, podemos verla como un todo. Un algo que permanece, como un pilar; una esencia a considerar pese a los cambios aparentes, un ser. A veces el estado anímico nos empuja a límites en los cuales ponemos en duda el valor de ese ser. Sin embargo, hay un motivo por el que se llama estado, es algo que está; y todo lo que está es susceptible de cambio, temporal.
Es superficial, y por malo que sea ese estado no debería cambiar nuestra manera de ver al ser en cuestión. Como proyecto de economista, un ejemplo apropiado sería: por mucho que arruguemos un billete y por mucho que lo pisoteen o lo pisoteemos, su valor no va a cambiar.

Es importante no mantenerse en esa capa de superficialidad de las cosas y las personas, ya que a veces detrás de aquello brillante y glamuroso no hay más que mugre o vacío, y detrás de aquello simple y sencillo puede esconderse algo complejo y apasionante. A veces. Sólo hay que observar con detenimiento y abrir la puerta adecuada.

https://www.flickr.com/photos/hhchu/with/8345185891/

Las personas son capaces de percibir a los farsantes. No ha de ser algo consciente, pero con el tiempo se nota cuando alguien no es natural. Observa tus debilidades y acéptalas, descubre tus fortalezas y asiéntalas. Solo así puede una persona tener éxito en cualquier ámbito. La clave es siempre la misma, la actitud; pero la actitud que se construye sobre una personalidad que no es la propia, es inconsistente, fugaz. Construye actitud sobre tu veradera personalidad y entonces estarás creando una auténtica coraza. No un escudo para protegerte del mundo, sino un brillo con el que exponerte a él; una marca personal con tu propia rúbrica. La firma que garantiza que eres el único tú que existe, que ha existido, y que existirá. Podemos ser mejores o peores actores, pero nadie puede fingir para siempre. La mayor probabilidad de éxito está pues, siendo natural, siendo uno mismo.


flor de loto
Ser y estar
Esencia y estado
Permanencia y fugacidad, by Uss.

Seguir leyendo