11 agosto, 2017

War Machine, de Brad Pitt


War machine, máquina de guerra. No esperaba ver a Brad Pitt protagonizando comedia nuevamente, pero aquí lo tenemos. Interpretando soberbia y sorprendentemente a un general estadounidense. No os confundáis, esta no es una película seria, o sí, porque trata un tema muy serio, pero no de al estilo hollywoodiense habitual. Me gusta pensar que a través de este tipo concreto de humor, un humor paródico casi elegante, denuncian la política internacional americana. Una potencia que ascendió en la economía mundial activando el capital humano que tenía de sobra tras la gran depresión y usándolo para armar, nunca mejor dicho, un negocio poco moral, pero muy capaz de llenar sus arcas. El de la guerra.


Lo curioso de la película es precisamente Brad Pitt. Su interpretación es una nueva muesca en un cinturón de interpretación, marcado en mi opinión por su capacidad de reinvención. Desde "El club de la lucha", "Troya" y "Siete años en el Tíbet" a "Babel", "Snatch cerdos y diamantes" y "Meet Joe Black", Brad ha mostrado lo lejos que está, aún hoy, de ser un actor encasillado.

El general Glen McMahon se nos presenta como un hombre casi adorable que hace lo que sabe hacer, dirigir la guerra. Como espectadores se nos sitúa en la incómoda posición de cogerle cariño por sus imperfecciones, viéndole como a un ser humano en vez de como a un líder estratega sin sentimientos. Lo que yo diagnosticaría como leve dislexia emocional le convierte en un personaje entrañable. Nos muestran a un hombre producto de la cultura americana; una soldado que hace lo que se le enseñó a hacer. Un militar de alto rango que al igual que sus subordinados más rasos ha sido educado, o más bien dogmatizado para servir a su patria sin autocrítica. Pero al final y al cabo somos humanos, y por mucho que nos ordenen lo contrario corporaciones, gobiernos o entes, que de por sí no pueden tener moral, ética o conflictos internos, nosotros sí los tenemos.

No he terminado la película antes de escribir estas líneas, precisamente para facilitarme el daros información sólo sobre la historia y su personaje principal, y que seáis vosotros quienes juzguen su calidad cinematográfica y técnica, que tienen algunos aspectos a remarcar.

Lograr resultados sin medir su coste tiene un precio, y el general, sacrificándose a sí mismo o a los demás, está dispuesto a pagarlo. Veamos a dónde le llevará su obstinación por ganar la guerra de Afganistán.


No hay comentarios:

Publicar un comentario